Cuando el otoño azoto con furia sus corazones, sintieron por primera vez la calidez y las dulces sensaciones. El Rey que ama a su Reina con devoción, admira y cuida de ella cual delicada flor.

Su amor es puro y digno de aquel ser al que él llama su verdadero amor. Podrán pensar que loco esta, al saber que su Reina no es una mujer.

Al contrario de lo que dicta cualquier regla en el universo. El Rey está enamorado únicamente de su hermoso Reino y de todo aquello que vive para ser eterno.

Porque su Reina no es algo a lo que se pueda aferrar por completo, es algo en lo que únicamente podrá creer él solamente.

Aquel Rey de ojos brillantes y mirada dulce… Solo quiere que su gloria perdure.

Me llamo Sujuneko, tengo 17 años. Estoy aquí para seguir el legado de ese Rey y llenar de dulzura el mundo oscuro en el que siempre nos sumergimos.



No tengo palabras para describirte nada. No tengo suficiente amor en esta vida para devolverte todo el que me has dado con una sola sonrisa. No me basta con decir: “Te amo” mil veces para que después me digas que tú me amas más y que yo sepa que es cierto.

Se necesita a una persona perfecta y al complemento de esta para forma a una pareja que pueda aspirar a la grandeza.

Nosotros, juntos somos esa pareja. Tú eres la persona perfecta. Yo soy tu completo, el que se quedara a tu lado hasta el final de los tiempos.

Porque nada me hace más feliz que saber que soy tuyo, que tu eres mío, que viviremos unidos por este amor eterno que solo habita en nuestros cuerpos.

Mas allá de cualquier ley que dicta el universo, nuestro amor no tendrá un final. El seguirá creciendo hasta que este mundo y el resto del universo le quede pequeño.

No importa, nosotros somos capaces de crear un nuevo mundo donde las posibilidades sean innumerables, donde la palabra “infinito” no tenga sentido.

Desde que te conozco creo fermente en el poder de nuestro amor. Solo me basta con ver que a pesar de que sea un mal día con una simple caricia ya pueda sentir alegría de estar con vida.

Te lo he dicho muchas veces, pero no me importa repetirlo. Yo quiero convertirme en el cofre que guarde tus secretos, la persona que limpie tus lágrimas en silencio.

Quiero ser mucho más de lo que soy ahora… Quiero ser la persona en la que pienses a todas horas.

No puedo evitarlo, me encanta estar a tu lado.

Me confieso culpable por ser adicto a ti, a tus besos, a tus caricias, a tus sonrisas; al sonido que produce tu corazón latiendo contra tu pecho.

Ya no puedo evitarlo… Estoy tan enamorado, solo quiero decirte que no importa lo que pase yo siempre estaré a tu lado. No importa lo que descubra de tu pasado aun así te seguiré amando, porque nosotros vivimos un presente hermoso y te lo prometo nuestro futuro será aun más luminoso.

Por último quiero decirte a ti, a mi ángel de la guarda… Que te amo, te amo y eso no cambiara jamás.

Perdóname por no poder darte más que simples rimas y palabras bonitas.

10/04/14

It’s all about us.

La luz de la luna filtrándose por las ventanas. La sensación de pánico que invadía mi cuerpo al no poder ver nada que no fuera oscuridad. Tratando de buscar la calma como un rayo de esperanza entre la más fuerte de las tormentas, apareciste.

Take my hand…

De entre las sombras vi como te acercabas a paso lento hasta mí, una sonrisa adornaba tu rostro como siempre. Me tendiste tu mano, sin apartar tu mirada de la mía. Como aquel día en el que me pediste ser parte de mi vida.

La tomé sin pensarlo, nuestras miradas conectadas, las sonrisas tímidas de ambos. La música empezó a sonar, llenaba la habitación con su dulce melodía. Mire a todos lados tratando de descifrar de donde provenía, volviendo a fijar mi vista en ti, te escuche decir…

I’ll teach you to dance…

El color se apoderó de mis mejillas, negando con suavidad intentaba declinar tu hermosa propuesta. Un gesto de desaprobación apareció en tu rostro y con un rápido movimiento terminé de frente a ti con mi rostro recostado en tu torso.

I’ll spin you around…

Susurraste antes de hacer mi cuerpo girar. Perdí un poco el equilibrio por el movimiento tan repentino, mas tus brazos me atraparon con fuerza antes de que pudiera siquiera tocar el piso.

Won’t let you fall down…

Te escuche decir antes de volver a la postura que teníamos antes. Aferrándome a tu cuerpo elevé mi mirada, volviendo a encontrarme con tus dulces ojos sobre mí. Un suspiro risueño se escapó de mis labios al ver tu hermoso rostro iluminado por las luces que ahora invadían con gracia el lugar.

Would you let me lead?…

Asentí de forma lenta, sin poder apartar ni un segundo mis ojos de cada detalle de tu rostro, tus labios me invitaban a rozarles, mas aun así era tiempo de llevar a cabo el tan ansiado baile.

You can step on my feet…

Nuevamente el calor se apoderaba de mis mejillas y volvía a negar tu propuesta. Escuche una ligera risa abandonar tus labios y aquella mirada sincera detallando mi rostro en busca de cualquier temor.

Give it a try. It’ll be alright…

Suspiré de forma suave, dejando que guiaras mis manos por tu cuerpo, dejándolas en los lugares estratégicos para empezar con aquel dulce ritmo.

The room’s hush, hush

And now’s our moment…

Nuestros cuerpos unidos de forma sutil se dejaban llevar por la música que inundaba el lugar, llenándonos de paz al reconocer esa canción como nuestra y de nadie más. Las palabras sobrando en todo momento, porque nuestras miradas expresaban todo lo que había en nuestro pensamiento.

Take it in, feel it all and hold it…

Todas esas sensaciones que se agolpaban en mi garganta transformándose en un nudo de palabras que pedían a gritos salir de mí, pero eran acalladas por la música y el dulce sonido que hacia el latir de nuestros corazones. Que estando tan juntos podía ser escuchado a millones de kilómetros.

Eyes on you, eyes on me…

Nuevamente volvíamos a caer en cuenta de que nuestras miradas seguían juntas, tus ojos brillando y destilando dulzura, los míos transmitiéndote todo el amor que no podía ser puesto en simples palabras. Nuestras miradas nos delataban.

We’re doing this right…

Ambos sabíamos que todo lo que ocurría era perfecto, que todo lo que hacíamos en ese momento era ideal. Estaba escrito en nuestro destino que ambos nos uniéramos a esa canción, porque sabíamos con el corazón que era solo nuestra canción.

Cause lovers dance, when they’re feeling in love…

Seguíamos bailando al ritmo de nuestra melodía, la cual resonaba de forma única haciendo vibrar cada parte de nuestros cuerpos, aumentando considerablemente el latir de nuestros corazones, intensificando nuestro amor a montones.

Spotlight shining, its all about us…

No importaba lo que ocurriera fuera de esa habitación, que el mundo se acaba en ese momento no era nuestro problema. En ese momento todo se traba de los dos, de nosotros, de nuestro eterno amor.

And every heart in the room will melt…

¿Lo sentías verdad? Como mi corazón y el tuyo se derritan por la calidez que emanaba nuestro amor, como cada partícula de nuestros cuerpos era cubierta por la dulzura de nuestras emociones. Así es como me dijeron que debía sentirse el primer y único amor verdadero.

This feeling i’ve never felt but…

It’s all… About us…

El único en mi vida, el que se había robado mi corazón, la persona por la cual estaría dispuesta a dar mi vida. Estaba frente a mí moviéndose de forma lenta, guiando mi cuerpo a través de la habitación en la cual nos declarábamos eterno amor. Esa sensación mágica que solo podíamos sentir nosotros dos.

Suddenly… I’m feeling brave…

De un momento a otro perdí cualquier rastro de mi miedo o timidez, moviendo mi cuerpo con más soltura al igual que el tuyo.

I don’t know what’s got in to me

Why feel this way…

Debo suponer que fue tu confianza y las miradas llenas de amor que me dedicabas lo que hacía que mi cuerpo respondiera de tal manera que quisiera seguir bailando contigo hasta que lográramos que el tiempo se detuviera.

Can we dance… real slow?…

Pero aun así quise seguir con el ritmo que llevabas, aquel paso lento y pausado que solo lograba hacer que me enamorara mas y mas de ti, pues me permitía apreciar la perfección que desprendía tu cuerpo, que brillaba con su luz propia.

Can i hold you?

Can i hold you close?…

Cerré mis ojos por un momento recostando mi cabeza en tu pecho, dejando que la música y los latidos de tu corazón me arrullaran. Sonreí con ternura al ver que ambos nos abrazábamos con fuerza como si nuestras vidas dependieran de ello, a pesar de que no corríamos peligro alguno era necesario para ambos el sentirnos cada vez mas y mas cerca.

It’s all… About us…

La música se detuvo dando por terminado aquel baile, nuestros cuerpo seguían unidos bajo las luces del lugar, tu acompasada respiración y tus dulces susurros me hicieron volver a la realidad, tomaste mi mano para salir de aquel mágico lugar.

Caminamos bajo la fría noche, agarrados de las manos sin decir nada nos mirábamos de vez en cuando entendiendo de inmediato lo que el otro quería decir.

La lluvia también fue testigo de nuestro amor, pues esa noche nos empapo por completo a los dos.

Un sonido muy particular llamo nuestra atención, que entre risas y juegos nos quedamos quietos escuchando con asombro al reconocer al instante de que se trataba.

Do you hear that love?

They’re playing our song…

Nuevamente el fuego de nuestra pasión volvía a arder en lo más profundo de nuestros corazones. Nuestras miradas que habían permanecido unidas brillaban más que las propias estrellas. Volvimos a acercarnos ansiosos por volver a estar juntos de esa manera.

Do you think we’re ready?

Oh, i’m really feeling it…

No hizo falta nada más para que nuestros cuerpos se dejaran llevar. Nuestra canción resonaba de forma clara por todo el lugar, ni la lluvia, ni la fría brisa nos detuvo esa noche. Nuestro amor nos mantuvo juntos arropados con su calidez.

Aquel mágico sentimiento volvió a renacer… Porque después de todo no se trata de nadie más si no de nosotros dos.

28/03/14